Energía solar

Tipos de instalación de sistemas fotovoltaicos

Vale la pena informarse con mayor profundidad acerca de los sistemas que existen, o si son desconocidos por completo, con mayor razón. Así, cuando llegue el momento de la instalación del propio proyecto, se tendrá mayor claridad y se sabrá específicamente qué se adapta a las necesidades particulares. A pesar de que cualquier empresa que acompañe en todo el proceso, estará en la capacidad de explicar y clarificar cualquier duda que se tenga, es importante conocer con más detalle todo lo que trae consigo la transformación a esta energía limpia. 

Sabemos que no es una energía nueva, sin embargo, aún está rodeada de mucho desconocimiento y hasta mitos. Sin más rodeos, a continuación presentaremos las 3 posibilidades que se tienen a la hora de instalar un sistema en un hogar o una empresa, dependiendo de las necesidades y especificaciones propias:

  • Instalación conectada a la red:  Esta instalación es conocida con muchos nombres, como On-Grid, sistema interconectado o sistema de distribución, todos significan lo mismo y nombran el mismo sistema y funcionamiento. 

Este tipo de instalación, permite aprovechar la energía del sol durante las horas del día para un consumo instantáneo. Es decir, el usuario instala este sistema en su techo o  terreno y genera energía en las horas de luz. La finalidad de esta instalación es suplir por completo o en un porcentaje su consumo energético de la red convencional,  y por ende, pagarle menos o nada a esta última. 

En este tipo de instalaciones no se acumula la energía generada por los paneles, y en la noche, el usuario toma la energía de la red pública convencional, ya que nunca se ha desconectado de ella. Esta es ideal para zonas urbanas y para usuarios en general que también consumen energía durante el día como los edificios, industrias, comercios, fábricas, etc.  

  • Instalación desconectada de la red: A esta también se le conoce como instalación aislada u Off-Grid.

Este tipo de instalación permite aprovechar la energía del sol durante las horas del día y de la noche. Este sistema no depende de la red convencional, y es ideal para alumbrados públicos y para usuarios que estén alejados de la red, o ubicados en zonas rurales y aisladas. En este caso, los paneles solares generan energía para los consumos del día, y también para cargar las  baterías que almacenan la energía que se utilizará en la noche o en los periodos de poca radiación solar. A pesar de que muchas personas quieren ser totalmente independientes y autogeneradoras de su propia energía, este sistema se ofrece para lugares con unas características muy específicas, pues el costo de este es más elevado que el anterior, debido a las baterías y a que estas deben ser cambiadas cada 5 años aproximadamente. 

  • Instalación híbrida:

Como su nombre lo indica, este sistema combina las cualidades de un Sistema Interconectado y un Sistema Aislado. Esta instalación trabaja en paralelo con la red convencional de energía, por lo que genera un ahorro significativo para los usuarios en el pago de sus cuentas de servicio. Además de permitirle a los usuarios tener un respaldo de energía en baterías, para las cargas más importantes como lo son la conectividad, la refrigeración, la seguridad y la iluminación. 

Los sistemas de generación de energía fotovoltaica que se han desarrollado, se han pensado para todas las necesidades, para satisfacer y beneficiar a todas las personas sin importar su ubicación, requerimientos o características específicas.  Por eso, la energía solar siempre ha estado acompañada de la democratización de las energías limpias, pues esta nos permite descentralizar la generación y así, llegar a más hogares y empresas, impactando, en un mayor porcentaje, el planeta. 

 

519 Visitas

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicadoLos campos requeridos están marcados *