Energía solar

¿Sabes cuánto CO2 generas según el medio de transporte que utilizas?

Muchas veces al planear un viaje damos por sentado el medio de transporte que tomaremos, según comodidades y, claramente, presupuesto; pero ahora que el planeta nos necesita tan urgentemente, es necesario que comencemos a pensar en cómo dejar de contaminarlo con cada una de las acciones y decisiones que tomamos.

Transportarnos de un destino a otro, aunque en la pandemia haya disminuido, sigue siendo una necesidad para las cosas más básicas, desde ir a trabajar, comprar los alimentos, hasta tomar un tiempo de descanso y ocio. Cuando nos detenemos a pensar en la cantidad de CO2 que generamos en el planeta con cada viaje, corto o largo, que hacemos, podemos toparnos con una sorpresa muy desagradable, pues en las ciudades es muy común tomar un automóvil particular para transportar a una sola persona, lo que equivale en generación de CO2 a una mayor cantidad que un vuelo directo entre Londres y Madrid con todo el cupo lleno. 

¿Por qué esta afirmación anterior es alarmante? Porque la aviación, según la Organización de Aviación Civil Internacional, contribuye en 2% a las emisiones de efecto invernadero a nivel mundial, lo que es mucho para un solo medio de transporte, este es uno de los grandes aportantes al cambio climático, generando de media 285 gramos de CO2 por pasajero y kilómetro. Por eso es de cuestionarnos y preocuparnos cuando entendemos que a veces la generación de CO2 de un viaje en auto por las circunstancias puede llegar a equipararse con uno en avión. Una persona que toma un vuelo directo entre Londres y Nueva York genera el mismo nivel de emisiones que un calentador casero utilizado por un año entero, según la Comisión Europea.

Otro medio de transporte que se utiliza mucho para los viajes son los barcos, estos claramente tienen una contaminación muy baja si no utilizan motor para su desplazamiento, sin embargo, uno de los medios de transporte que le sigue en contaminación a los aviones, son los cruceros, pues de media emiten 251 gramos de CO2 por pasajero/Kilómetro, casi alcanzando a un avión. 

Lo anterior da cuenta de que nuestras emisiones dependen mucho de las circunstancias y de ciertas características de los medios de transporte que tomamos, por ejemplo, lo mencionado anteriormente con respecto al automóvil no aplicaría si es uno eléctrico,  igualmente si hablamos de vuelos o jets privados, en este caso las emisiones aumentarían pues se estaría transportando a una menor cantidad de personas, lo que haría que la división de la generación completa de todo el vuelo se dividiera por un número menor. 

Por todo esto es importante que cuando vayamos a comprar un medio de transporte o a planear un viaje, tengamos en cuenta principalmente aspectos como la cantidad de personas que se transportarán en este y el combustible o mecanismo que se utilizará para nuestro movimiento. 

Como datos curiosos: 1. Las motocicletas, a pesar de ser tan pequeñas, generan una cantidad de CO2 muy significativa debido a que solo pueden transportar a dos personas. 2. Los vehículos con motores diésel son más perjudiciales para el planeta y para nosotros, pues además de emitir más CO2, también emiten partículas de NOx (óxido de nitrógeno), que son muy nocivas para el aparato respiratorio del ser humano.

 

184 Visitas

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicadoLos campos requeridos están marcados *